Comenzar a emprender

Comenzar a emprender

Algunas personas creen que su única alternativa es iniciar su propia empresa, ya que la situación económica o el estado de desempleo no les deja otra alternativa. Decidir comenzar a emprender puede ser una de las experiencias profesionales más estimulantes que puedas llegar a realizar en tu vida. Aun así habrá muchas piezas que habrá que ir encajando en tu nuevo puzzle.

Primero y muy importante es entender y aprender qué es una empresa con todos sus componentes, ventajas y desventajas.

En una ocasión me preguntaron si cualquiera podría comenzar un negocio. Mi respuesta fue: NO. Bueno, la verdad es que SI, cualquiera puede comenzar un negocio, ahora que si me preguntan “cualquiera puede tener éxito en un negocio”, mi respuesta sería otra vez NO.

En mi propia experiencia he encontrado que son muchas las causas por las que se fracasa:

  • Las personas no tienen idea de que es verdaderamente tener un negocio.
  • No tienen la suficiente experiencia en dicha negocio.
  • No le dedican el tiempo necesario.
  • No tienen y no calculan el dinero necesario para comenzar y sostener el negocio.
  • No crean ni utilizan dinero para un presupuesto de publicidad.
  • Creen que con abrir la puerta ya está hecho.
  • Sobrestiman las ventas y subestiman o calculan mal los gastos.
  • No hacen una verdadera investigación.

No quieren invertir en asesoramiento jurídico, fiscal u otros servicios necesarios sobre todo en el inicio.

¿Has oído lo de “Lo barato sale caro”?…

Por todo ello quiero compartir algunos pasos que en mi opinión son básicos para emprender. Ve paso a paso y cada vez estarás más cerca de tu objetivo. Intenta crear tu propio plan de negocios!

Paso 1: Inspiración

Todos los negocios parten de un punto común, una idea. Quizás hayas soñado como emprender tu propio negocio durante años, o quizás un buen día de forma imprevista llega la inspiración. Independientemente de la vía el primer paso sin duda es tener una idea de negocio.

Paso 2: Investigar

¿Ya tienes tu idea? Ahora es el momento de ver si es viable en la realidad, vamos a ver su potencial.

Empieza a asociar información más detallada sobre tu negocio y hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué nombre utilizaré?,
  • ¿Qué productos o servicios ofreceré?,
  • ¿Qué experiencia y conocimientos tengo en relación con mi negocio?,
  • ¿Hay mercado para mi idea?
  • ¿Cuál es mi público? ¿Dónde están, qué hacen, por qué necesitan estos servicios o productos? etc.,
  • ¿Quién es mi competencia?,
  • ¿Cómo es esa competencia?,
  • ¿Cómo encaja mi negocio en el mercado?,
  • ¿Oportunidades y amenazas existentes para estos negocios?,

Una vez investigados y analizados estos puntos debes tener una buena idea de la situación general de tu futuro negocio dentro del entorno económico, social y político.

Paso 3: Ubicación del local

Este punto se vuelve de suma importancia, deberás hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Estaré cerca de los consumidores?,
  • ¿Compro o alquilo?,
  • ¿Qué negocios me rodearan?,
  • ¿Cuál es el tráfico peatonal y automovilístico?,
  • ¿Hay parking cerca?,
  • ¿Qué desarrollos futuros se esperan para ese zona?,
  • ¿Quién es mi competencia en esa zona?, etc.

Hay algo que es de suma importancia: antes de firmar cualquier contrato de compra o alquiler verificar si hay alguna restricción en ese lugar que has escogido. A veces sucede que aunque estés adquiriendo un negocio existente y funcionando, cuando vas a pedir la licencia, ésta puede ser negada, ya que la ciudad ha cambiado sus planes de desarrollo y ya no quiere más ese tipo de negocio en ese lugar, así que es muy importante investigar primero para no tener problemas en el futuro.

Paso 4: La Competencia

La competencia puede ser una fuente de información que deberás estudiar y seguir de cerca. En resumen, podemos aprender mucho al observar a nuestra competencia, para imitarla en lo bueno y superarla en lo que esté haciendo mal. Pero ¿cómo podemos investigarla para aprender de ella?

Hay varias técnicas: puedes revisar anuncios en, T.V., radio, periódicos, internet, revistas, etc.; debes ser creativo para saber todo lo que sea posible de tu competencia.

Paso 5: Organización

¿Cómo planeas iniciar tu empresa?, ¿Con qué personal?, ¿Qué procesos administrativos? etc. En muchas ocasiones, cuando la gente inicia un negocio no es experta en administración o gestión etc.; la falta de una buena gestión es una de las razones del fracaso de los nuevos negocios. Por esta razón si no eres un buen gestor- administrador, recomiendo que contrates estos servicios a un despacho, gestoría o profesionales independientes.

Paso 6: Registra tu nombre

El nombre del negocio desempeña un papel muy importante en casi cada aspecto de tu negocio. Asegúrate de estudiar detenidamente todas las implicaciones potenciales cuando escoges tu nombre. Una vez que ya te has decidido por el nombre comercial, comprobar que no esté registrado.

Paso 7: Finanzas

Las finanzas es una de las partes criticas de iniciar un negocio, estas tienen que ver con el ¿Cómo voy a reunir el dinero suficiente para invertir en mi negocio? En la mayoría de los casos hay que realizar los trámites legales necesarios para su creación, alquilar o comprar el local, adquirir equipos, material diverso, publicidad, es decir, cubrir los primeros gastos necesarios sobretodo hasta que el negocio empiece a generar el suficiente dinero para sostenerse por sí.

Cuando se inicia un negocio es muy difícil obtener préstamos de los bancos, o de otras instituciones del gobierno, es más fácil obtener préstamos de nuestros amigos o familiares o inversores “Ángeles”. Aun así es recomendable establecer una buena relación con el banco por si en un futuro necesitas que estos te apoyen con créditos.

Es de suma importancia llevar un buen control de tus entradas y salidas para evitar problemas financieros durante la existencia del negocio.

Una buena organización y control será un plus para la buena marcha de tu futuro negocio.

Paso 8: Procesos y procedimientos

Cuando estés elaborando tu propio plan de negocios debes describir en lo más posible, los procesos de producción, gestión, administración, ventas, servicio al cliente, cobros, comisiones, etc. así como las políticas y procedimientos del negocio, solo así evitaras muchos errores futuros.

Paso 9: Licencias y permisos

Antes de lanzarte es importante averiguar las licencias y permisos que puedan ser necesarios para poner en marcha tú negocio.

Paso 10: Promociona tu negocio

Una vez que la empresa ya está en marcha, es fundamental darla a conocer para así tener éxito. No hay que huir de la competencia, si hace falta copia al gigante, crea una web y adáptate a las nuevas tecnologías SIN MIEDO, usa y se activó en las redes sociales, utiliza diversos medios de comunicación, anuncios, foros etc. La publicidad es un valor positivo siempre.

Espero que estas ideas básicas sirvan como referencia.

Y a todos los futuros nuevos emprendedores desde Openley sabemos lo que es emprender y es por ello que os brindamos nuestro soporte en todo aquello en lo que os podamos asistir.

Mucho ánimo y suerte a todos los emprendedores!

Comentar este artículo