Capsula o píldora informativa, una nueva manera de comunicarse muy de moda

Las tecnologías han cambio en el modelo de vida que tenemos hoy, éstas han revolucionado nuestro modo de comunicarnos, nos permiten que a través de móviles, tablets, portátiles y multitud de plataformas que con sólo click podamos acceder a noticias y novedades cada vez con una mayor frecuencia y rapidez. Buscamos satisfacer esa curiosidad prácticamente al instante, y una vez encontramos lo que buscamos el consumo es inmediato. “Consumimos” pequeñas cápsulas o píldoras informativas, conocidas en inglés como “news break” o “news bulletin”, que son formatos de mensaje o formato audiovisual de corta duración que buscan captar nuestra atención.

Para satisfacer nuestra curiosidad informativa, podemos no solo consultar un medio de comunicación digital, una red social (Facebook o Twitter), etc. Cada vez que acudimos a una de estas vías consumimos pequeñas dosis informativas, que asimilamos con una gran rapidez. Cada vez somos más impacientes a la hora de conocer nuevos datos, esto hace que los largos textos informativos sean cada vez menos leídos o escuchados.

Por ello, hoy, si una empresa quiere ser “escuchada” por sus potenciales clientes o seguidores,  debe tener en cuenta estos formatos de comunicación.

Y así ante esta nueva realidad de comunicación cabe preguntarse: ¿Las empresas cómo pueden adecuar sus mensajes para generar píldoras informativas que capten la atención y ser escuchadas?

Lo ideal sería poder diseñar píldoras informativas que sean percibidas de una manera efectiva y que les reporten notoriedad, por ello, conviene tener en cuenta lo siguiente:

1.- La imagen comunica mucho. Ver una imagen requiere menos tiempo que leer un texto, se visualiza antes, y además, transmite más emociones que unas líneas. Un ejemplo de éxito son las redes sociales.

Hay que comunicar principalmente con la imagen, y para ello, hay que cuidarla.

2.- Ser conciso y concreto. No debemos “enrollarnos”. Deseamos acceder a la información de una manera rápida, si no la vemos, nos vamos a otra web. El mensaje de una empresa debe ser claro, breve y preciso. Un ejemplo es Twitter y su adaptación a sus 140 caracteres.

3.- Constantes actualizaciones. En Internet el “ahora ya es ayer”, la información debe ofrecerse lo antes posible, aunque ha de tomarse el tiempo justo para confirmar su veracidad antes de lanzarla a la red, ofrecer una información incorrecta o sin contrastar puede llevar a la pérdida de seguidores. Las redes sociales son un gran aliado para lo positivo como para lo negativo.

4.- ¿Necesitas ampliar la información? Una píldora informativa siempre va servir para abrir la puerta, para crear expectativas y deseo de saber más. Hay que estar preparados para poder ampliar la información si el cliente o seguidor lo solicita. Los enlaces a apartados de una web, a PDFs etc. es algo que han de saber y a donde pueden acudir si necesitan información adicional.

A día de hoy, el formato que está triunfando con un gran éxito es, sin lugar a dudas, el vídeo, podemos visualizarlo y escucharlo cómodamente.

La imagen ha de cuidarse mucho (aspecto físico, la expresión, lenguaje corporal, el contacto visual, lugar de la grabación…). Este formato además permite entrelazar imágenes y textos. Requiere de un mayor esfuerzo pero merece la pena por los resultados de éxito que se obtienen.

Emprendedora por naturaleza, abogada apasionada por las nuevas tecnologías, de las causas justas y los animales.

Comentar este artículo